Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog

Publicado por Ana Abad Carlés

 

                                          

En este caso, la función de los fouettés es la de convencer al público del poder que [el cisne negro] Odile tiene a la hora de fascinar a Sigfrido [el príncipe], puesto que 32 fouettés realmente deberían de tener tal poder al ser vistos por primera vez. 

                                          

"Este truco lo había hecho famoso Legnani en [el ballet] “La Cenicienta” pero no va a ser hasta “El Lago de los Cisnes”, en la coda del “paso a dos del cisne negro“, cuando Petipa se decidirá utilizarlo. 

Es un aspecto importante, puesto que demuestra una vez más como la técnica italiana, o sus trucos acrobáticos, no serán aceptados con valor artístico hasta que encuentren una función dramática en una obra determinada. 

En este caso, la función de los fouettés es la de convencer al público del poder que [el cisne negro] Odile tiene a la hora de fascinar a Sigfrido [el príncipe], puesto que 32 fouettés realmente deberían de tener tal poder al ser vistos por primera vez. 

Es curioso que en las últimas investigaciones aún por publicar están sacando a la luz que esta leyenda de los 32 fouettés no dejó de ser más que eso, una leyenda creada por el público. 

                                          

Es un aspecto importante, puesto que demuestra una vez más como la técnica italiana, o sus trucos acrobáticos, no serán aceptados con valor artístico hasta que encuentren una función dramática en una obra determinada

                                          

Parece que la propia Legnani en sus diarios confesó que ella nunca hizo 32 fouettés, sino los que pudo, y que el público, o bien contó mal o no se sabe muy bien por qué, decidió que fuera 32. 

La cuestión es que los 32 fouettés del lago han pasado a ser como uno de los Himalayas que toda bailarina debe trepar.

Más aún, también en nuestro siglo a toda coda con supuesta autoría de Petipa se le decidieron poner 32 fouettés para la bailarina, por ejemplo en El Corsario o Don Quijote ballets de fechas muy anteriores y en los que, por tanto no hay lugar a que tales hazañas técnicas fueran posibles."

 

"Historia del ballet y de la danza moderna"(Marius Petipa y el ballet imperial)

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post