Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog

Publicado por Carlos Moya

Pensemos que lo psicológico o el estudio del alma (en griego "psique" significa alma y "logía" tratado o estudio) es fundamentalmente el análisis de todos los procesos internos de la experiencia humana.

Este avance tan revolucionario en la historia del conocimiento humano, ha sido reciente (sobre todo en el siglo XX) y lleno de resistencias, por lo que supone de replantearnos nuevas bases sobre nuestros funcionamientos como individuos y como sociedad.

Hoy en día además de en actividades terapéuticas, es utilizado frecuentemente en organizaciones, instituciones y empresas. Como por ejemplo, en los departamentos de recursos humanos o de atención al cliente y venta. También se emplea en múltiples áreas relacionadas con el rendimiento deportivo, los medios de comunicación, la comunicación política, el desarrollo infantil, etc.

El cuerpo habla constantemente. Nuestro mundo psicológico (el consciente y el que no lo es) va con nosotros a todas partes las 24 horas del día, incluso cuándo y cómo dormimos, habla acerca de nosotros.

¡Imagínate entonces cuando bailas...!

Con las disciplinas artísticas se tiene la adictiva sensación de poder escapar de nuestras corrientes vidas y ascender al Olimpo del Arte.

Cuantas veces habré oído en una clase de danza, la frase: "los problemas los dejáis en la puerta".

Cuando creemos que dejamos los problemas en la puerta, puede parecer a los ojos de todo el mundo y de uno mismo, que la cosa funciona.

                                       

El cuerpo habla constantemente. Nuestro mundo psicológico, el consciente y el que no lo es, va con nosotros a todas partes

                                       

Pero la realidad es que los problemas están jugando la partida igualmente, queramos o no. Y en lo interno están afectando a la creación artística.

En primer lugar, porque cada vez que bailas sin incluir lo que te pasa, te haces daño. Te obligas. Vas en contra, en vez de ir a favor. Y en segundo lugar, y menos obvio, porque tu expresión es artificiosa. Sin verdad. Falsa. Es un engaño al público.

Los bailarines en general pensamos, además, que al bailar expresamos lo que nos pasa. Pero lo cierto es que lo que expresamos, es una máscara, un filtro de una imagen que queremos expresar, en vez de una auténtica realidad.

Así pues, desgraciadamente, no es posible. Los problemas no se pueden dejar en la puerta. De este modo, lo psicológico afecta al movimiento y a lo artístico.

                                       

En primer lugar puede parecer a los ojos de todo el mundo y de uno mismo que la cosa funciona. Que los problemas se pueden dejar en la puerta

                                       

¿Entonces qué debo o deberíamos hacer para manejar las situaciones adversas?

Lo importante es dejar de tener miedo a descubrirme.

El asunto pasa por entender que lo interno, lo psicológico, me afecta ineludiblemente al desempeño de lo artístico. Y es necesario conocerlo, estudiarlo, incluirlo y adaptarlo al trabajo técnicamente.

Deberíamos aprender a conocer y escuchar nuestro desempeño internamente, tal y como lo hacemos externamente. Es decir tanto lo ético, como lo estético. Y esto es lo que hacemos en PASOATRES es de ahí de donde nace este proyecto.

                                       

En primer lugar, porque cada vez que bailas sin incluir lo que te pasa, te haces daño. Te obligas. Vas en contra, en vez de ir a favor. Y en segundo lugar, y menos obvio, porque tu expresión es artificiosa. Sin verdad. Falsa. Es un engaño al público

                                       

¿De qué sirve entonces manejar la técnica si algo tan básico como tu persona esto no está presente?

Y el mundo en que vivimos se ha entregado a un sistema que admira y fomenta el desarrollo de la técnica (la tecnología) como el de la búsqueda del éxito. Y mientras evolucionamos, nos hemos quedado en lo superficial y nos hemos dejado en el camino lo más importante: a la persona.

                                       

El asunto pasa por entender que lo interno, lo psicológico afecta ineludiblemente al desempeño de lo artístico. Y es necesario conocerlo, estudiarlo, incluirlo y adaptarlo al trabajo técnicamente

                                       

La técnica en el arte es fundamental. Lo que pasa es que ha de estar llena de contenido. De profundidad. Sino se queda en algo que puede ser bello pero sin hondura. Algo mecánico, sin presencia o con un intento excesivo de tenerla. Sin una expresividad verdadera. 

Ahora lo que sucede en mi opinión es que los artistas y las personas que habitan dentro de esos artistas somos esclavos del mundo que nos ha tocado vivir. Esclavos de la técnica.

Que los problemas de la persona que baila no importan. Lo que importa es alcanzar el nivel, al precio que sea, por encima de uno mismo (por un deseo de demostrar tu valor y encajar en el sistema). 

                                       

La técnica en el arte es fundamental. Lo que pasa es que ha de estar llena de contenido. De profundidad.

                                       

Por alcanzar el Olimpo de lo artístico, no nos damos cuenta y también nos hacemos daño siendo yo además el instrumento.

Y nuestro instrumento es sagrado.

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post